Descripcion

A mi suegra no la culiaban así desde su adolescencia

Mi suegra me confesó que su esposo, o sea mi suegro ya no se la culiaba y piensa más en pasar el tiempo en casas de apuestas y todo eso, yo soy un buen yerno y si bien es cierto me preocupo por tener a mi polola siempre satisfecha, no puedo hacerme de la vista gorda al ver que mi suegra está necesitada de cariño, por eso la abracé al encontrarla llorando y le dije que todo en la vida tiene solución, ella me besó y me agarró el pico, grave error de su parte porque lo primero que hice en ese momento fue quitarme la ropa y el de ella para hacerle el anal más brutal de su vida, seguramente en su adolescencia se la habrán violentado bien rico pero ninguno como yo… hice feliz a mi suegrita.